La llegada de un cachorro a la familia significa alegría. ¡No hay ninguna duda de eso! Un pequeño animal inocente con barriguilla rosa, patas torpes y lleno de amor dispuesto a mostrarnos todo su cariño. Los perros cachorros acaban siendo un miembro más de la familia. 

Con su llegada también llegan las dudas sobre cómo cuidar a los cachorros de manera que sean felices y plenos. 

Su buen cuidado y adaptación al hogar y al mundo es clave para que en la edad adulta sepan cómo comportarse de manera correcta tanto con otros perros como con personas. Con una buena socialización de los perros cachorros se puede evitar que ladren a ambulancias o a carretas de bicis mi perra ladraba a las carretas que llevan de aquí para allá las bicis de servicio público.

Aquí te dejamos 7 aspectos clave que debes tener en cuenta para cuidar bien cuando adoptas un cachorro.

1. Prepara la casa y facilita su adaptación

Tener un hogar adecuado a él es lo primero que tienes que hacer porque además eso hará que tu cachorro se adapte más fácil a tu casa. 

• Guarda la lejía y el resto de químicos en un lugar seguro. Debes pensar que preparar la casa para cachorros de perro es como si fueras a prepararla para un niños. Quita todos los químicos que puedas tener por ahí y súbelos a estanterías, o mejor, guárdalos en un armario.

• Cierra las vías de escape. No se trata de encerrar a tu cachorro en una habitación pero ten en cuenta que los perros cachorros siempre están en movimiento e investigado el nuevo hogar, así que es probable que encuentre algún hueco por el que colarse y de repente se vea a sí mismo en la calle. Sobre todo en las casas con jardín.

• Compra los utensilios básicos. 

  •  La cama es algo básico. Los perros cachorros deben dormir en su propia cama por mucho que nos guste la idea de que duerman con nosotros. Tu cachorro debe tener su propio espacio al que retirarse a descansar o esconderse si la situación le sobrepasa. Los cachorros crecen muy rápido… ¡cómprala grande y así cuando crezca no tendrás que cambiarla!
  •  Comedero y bebedero. Si son de material resistente mejor que mejor, no vaya a ser que le dé por morderlos y es probable
  • Comida adecuada. No le compres comida del super a tu cachorro. No es para nada sana. Las tiendas de mascotas tienen variedad que es mucho mejor y diseñada especialmente para cachorros. Si te da pereza salir de casa, nosotras hicimos una recopilación de webs donde comprar comida desde tu casa en las que puedes encontrar la solución.
  • Juguetes. ¡Probablemente lo más importante si no quieres que destroce tus muebles! Los perros cachorros necesitan cosas que morder, sobre todo cuando les empiezan a crecer los dientes. Asegúrate de comprar varios juguetes a los que pueda hincar los dientes. Te recomendamos los famosos Kong.
  • Premios. Claves para su educación con refuerzo positivo. No los compres en el super porque les pasa lo mismo que a la comida. 
  • Un collar y una correa. En vez de collar nosotras recomendamos arnés. El collar le puede causar daños en el cuello cuando tire y con el arnés se elimina ese problema. Las correas son muy importantes, ya que con ellas empezarás a controlar los tirones de tu perro. Conforme más corta sea la correa mejor para que se acostumbre a caminar a tu lado, ya habrá tiempo de soltarlo en el parque.
Cama de perros cachorros

2. Conoce al cachorro

Es de vital importancia que desde el minuto uno dediques esfuerzos en conocer a tu cachorro. Y con conocer me refiero a saber identificar sus necesidades y sus señales. 

No todos los perros se comunican igual y lo que para unos un gimoteo se traduce en querer comer, en otros se traduce en querer salir a la calle. 

Los perros cachorros se acaban haciendo entender. Por experiencia te digo que entenderlos es algo que ocurre solo. Con el tiempo te darás cuenta de que eres capaz de comprenderle a la perfección, ¡pero sólo si te esfuerzas mucho en ello! 

Cachorro pidiendo

3. No te frustres si no hace caso

Es muy habitual frustrarse o enfadarse con los cachorros cuando no hacen caso o no aprenden todo lo rápido que uno quiere. 

Los perros cachorros suelen adaptarse completamente a su hogar después de tres meses, así que tenlo en cuenta y no le presiones demasiado cuando no haga sus cosas en la calle o llore por las noches.

Ponte en su situación. Los cachorros son recién nacidos, como quien dice, que están dando sus primeros pasos sólo en un mundo que no conocen. Tú eres la persona que le tiene que guiar por ese mundo, enseñándole las normas que debe cumplir. 

Hazlo de manera comprensiva y calmada. No le grites y por supuesto no le pegues. El cachorro ya entenderá que un ‘no’ con voz firme es como un castigo. 

Si no tienes buena relación con tu perro en ese aspecto desde el principio, en su edad adulta presentará una serie de trastornos que es muy difícil erradicar. 

Para que te entienda de manera más fácil y le cueste menos asimilar conceptos, usa palabras cortas. ¡Con los perros funcionan mucho mejor!

Cachorro Golden Rretriever

4. Marca rutinas en su vida

La mejor manera de ir moldeando poco a poco el comportamiento de tu cachorro es usar rutinas. Al principio todo será un caos para él, pero conforme vaya viendo que hay cosas que se hacen a determinados momentos del día, entenderá mucho mejor todo y adaptará su comportamiento.

Por ejemplo, dale de comer a las mismas horas o sácalo a pasear a las mismas horas todos los días. Al final los perros cachorros se acaban acostumbrando y verás que sólo harán sus necesidades en esas horas. 

El refuerzo positivo es clave para hacerle entender que ha hecho algo bien. 

Volviendo al tema de los pipis y las cacas en casa… Cada vez que lo saques a la calle y haga allí sus necesidades, prémialo. 

Ten en cuenta que premiarlo no es sólo darle chucherías para perros. También puedes premiarlo con vítores, haciéndole cariños y alegrándote por él.

Rutina y adiestramiento perros cachorros

5. Intenta adaptar tu horario

Sabemos que con el ritmo al que nos tiene acostumbrados la vida es muy difícil adaptar tu tiempo. No obstante, has de tener en cuenta que los perros cachorros necesitan mucha atención. 

Si para ti es imposible hacer esto, asegúrate de que tu cachorro se quede con cosas que morder, suficiente agua y comida y todo limpio. Incluso puedes pensar en ponerle empapadores para perros con el fin de evitar los pises y las cacas desperdigados por ahí.

Ten en cuenta que los cachorros por sí sólo no aprenderán que deben hacer sus necesidades en el empapador, así que tendrías que enseñarles antes. No obstante, ¡te recomendamos que les acostumbres a hacerlo directamente en la calle! 

Los empapadores son una buena idea para sus primeros meses de vida, cuando no puede salir a calle hasta que no tenga las vacunas necesarias. 

Atención a los perros cachorros

6. Socializa a tu cachorro con su alrededor

Socializar a los perros cachorros es primordial para su buen comportamiento futuro. Pero, ¿qué significa socializarlos?

A grandes rasgos, socializar un cachorro es enseñarle todo lo que el mundo le pueda ofrecer para que nada le pille desprevenido y le despierte ansiedades o problemas. 

Es muy importante hacerle ver que existen otros animales en su entorno con los que debe convivir y dejar de lado el instinto territorial. Si tienes más mascotas en casa preséntalos desde el primer día, siempre con precaución. Y en el parque haz que juegue con otros cachorros y perros.

También es crucial que se lleve bien con las personas, no sólo los habitantes de la casa sino también la gente de la calle. Debe verlos como algo normal en su entorno para que no les coja miedo y no les muerda ni les ladre.  

Perros cachorros socializando

7. Visita el veterinario a menudo

El veterinario es el mejor amigo de tu perro en sus primeros meses de vida aparte de ti claro

No es necesario una revisión semanal pero sí lo son las vacunas y los procesos de desparasitación, así que la clínica será como vuestra segunda casa.

Es algo normal y cuanto antes acostumbres a tu cachorro a acudir allí mejor. Los perros cachorros al principio siempre irán felices porque no saben lo que es. Luego empezarán a cogerle miedo. Si desde un primer momento se les acostumbra y socializa bien, ¡te aseguramos que tu perro se ahorrará muchos malos tragos!

Además, acudir periódicamente al veterinario hará que mascota y veterinario se conozcan y entiendan mejor con el tiempo.

Cachorro en el veterinario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *