A lo largo y ancho del mundo hay diferentes razas de perros peligrosos, ¿y esto por qué es así? Porque cada país considera como perros peligrosos a ciertas razas. Es decir, lo que aquí consideramos como perro peligroso en Francia puede no serlo. 

Esto nos deja ver que, sin lugar a dudas, el tema de los perros peligrosos depende más de nosotros que de los propios perros. Y es que eso es una verdad como un templo. 

Si bien un perro puede tener tendencias a ser más agresivo que otro, al final todo depende de su dueño y de cómo lo trate.

Créeme que un Chihuahua puede llegar a ser mucho más peligroso que un American Stafford, porque se ven perros muy pequeños en un mundo muy grande y a la mínima saltan para defenderse. 

A pesar de esto, algunas razas de perros se siguen considerando como perros peligrosos y en este artículo queremos que descubras las razas que menos suenan como peligrosas pero que también “lo son”. 

¡Vamos a ello!

10 razas de perros peligrosos que debes conocer

1. Boxer

Empezamos con una raza de perros que a mí personalmente me gusta mucho: los boxer. Cuando me enteré de que en algunos lugares de España están considerados como perros peligrosos me llevé las manos a la cabeza. Mi experiencia cuidando de un bóxer no me indicó en ningún momento que pudieran ser peligrosos. 

¿Y entonces por qué los consideran como tal?

Como casi todos los perros, el boxer tiene mucha energía que es recomendable hacerle gastar con ejercicio regular y adiestramiento. 

Se trata de un perro muy leal y dócil a su familia pero que puede llegar a ser dominante y algo feroz con los desconocidos, por lo que la socialización cuando es un cachorro es muy importante para evitar disgustos a largo plazo. Al boxer le encantan los niños y si son familiares suyos los defenderá sin pensárselo, pero lo que más le gusta es jugar con ellos. Eso sí, si tienes niños ten cuidado porque este perro es algo bruto a la hora de jugar. 

A pesar de ser tan enérgicos, en casa suelen pasarse el día durmiendo si se les hace la sesión de ejercicio diario. ¡En nuestro artículo de razas de perros ideales para tener en un piso podrás saber más detalles al respecto!

Como curiosidad te quiero contar que los boxer fueron utilizados en las guerras mundiales, ¡pero no como te piensas! Ellos sólo llevaban mensajes y cables de aquí para allá y recogían soldados heridos del campo de batalla. Hoy en día se sigue utilizando en la policía, aunque es menos común.

Si quieres seguir el día a día de un boxer, nuestra recomendación en instagram es @helloitsbuster.

2. Mastín tibetano

Seguimos con una raza de perros que bien podrían pasar por osos, de hecho se les conoce como los perros oso: el mastín tibetano o dogo del Tíbet. 

Estos perros son enormes, gigantes, tanto que una persona a su lado parece muy pequeña. Quizá sea eso, además de su carácter, lo que ha hecho que se le considere como raza de perros peligrosos. 

El dogo del Tíbet es un perro muy tranquilo e independiente que desconfía mucho de los desconocidos, lo que lo lleva a ser extremadamente territorial. Por contra, es un perro muy leal, así que con la familia siempre se va a comportar bien y va a ser muy leal y protector. Si tienes niños, he de decirte que este perro es muy, muy paciente con ellos.

Tiene un carácter muy fuerte y se trata de un animal muy inteligente pero muy cabezota, por lo que hay que adiestrarlo muy bien con mucha firmeza y paciencia. Como siempre decimos y es muy importante en todos los perros: mientras antes se le socialice con el mundo exterior mejor. 

Como curiosidad te quiero contar que este perro proviene de China. Los pastores y monjes del Himalaya lo utilizaban para guardar sus templos en la antigüedad, aprovechando ese instinto tan territorial que tiene y su apariencia de oso. 

Personalmente me encantaría abrazar a un mastín tibetano, ¡debe ser como un peluche gigante! 

Si quieres seguir el día a día de un mastín tibetano, nuestra recomendación en Instagram es @ask_the_tibetan_mastiff.

3. Mastín napolitano

La siguiente raza de perros desciende directamente del mastín tibetano: el mastín napolitano. Un perro gigante, muy buen guardián y amigo de los niños.

Con el mastín napolitano estamos ante un perro muy, muy territorial que debe ser entrenado con firmeza y constancia desde bien pequeño. Es un perro pacífico y muy cariñoso pero si no se le adiestra bien y con responsabilidad puede volverse algo agresivo. No obstante, este perro nunca morderá sin una razón. Como con todos los perros, sea de la raza que sean, mientras antes se les socialice y entre mejor. 

El mastín napolitano bien entrenado puede ser un gran amigo de los niños de la casa. Eso sí, si no tienes una casa con patio grande mejor no adoptes uno. Necesitan muchísimo espacio y, como habrás podido adivinar, mucho ejercicio físico. 

Es un animal muy fuerte y tiene mucha resistencia al dolor físico, quizá por eso los romanos lo utilizaban para las peleas de sus circos. A lo largo de la historia se le enseñó a ser un perro de guerra: luchaban contra soldados pero también contra animales como tigres y osos. Sin embargo, cada vez más se lo ve como un animal de compañía. ¡No te asustes!

Si quieres seguir el día a día de un mastín napolitano, nuestra recomendación en instagram es @king_joffe_neo.

4. Akita Inu

¿Has visto la película ‘Hachiko’? Seguro que sí y si no la has visto ya estás yendo a verla. Hachiko es un akita Inu, una raza de perros que por apariencia nunca dirías que son peligrosos, pero que están considerados como tal en España.

Se conoce a los akita inu por ser perros muy, muy fieles. El ejemplo claro está en Hachiko, que más allá de una película es una historia real de un perro que esperó a su dueño durante 10 años tras su muerte. 

Estos perros tienen un carácter muy amistoso con todo el mundo en general y son muy pacíficos a no ser que tengan un motivo que les haga volverse agresivos. Tampoco ladran porque sí, sólo cuando tienen un motivo. Con otros perros sí que podría llegar a ponerse dominante, lo que se soluciona con una buena socialización desde pequeños.

Como curiosidad te voy a contar que en tiempos anteriores, en Japón, tener un akita significaba dos cosas: prestigio y buena suerte.

Si quieres seguir el día a día de un akita inu, nuestra recomendación en instagram es @aikoandoska, una cuenta en la que además podrás disfrutar también de un husky siberiano.

5. Bullmastiff

Hablando de bullmastiff estamos hablando de una raza de perros peligrosos relativamente nueva, y es que surgió hace nada como quien dice. Se dice que tienen forma molosoide, porque tienen más masa que otra cosa será.

Estos perros son enormes y tienen una cabeza muy grande y característica. Se les considera peligrosos por la forma de la mandíbula y su gran cuerpo, porque por otra cosa… Es un perro muy tranquilo. Tan tranquilo que podría perfectamente vivir en un piso y aceptar órdenes por parte de los más pequeños de la casa. 

Es muy buen guardián, por lo que puede llegar a pecar de territorial. 

Dato curioso: ¡En el pasado los bullmastiff se utilizaban para dar caza a cazadores furtivos!

Si quieres seguir el día a día de un bullmastiff, nuestra recomendación en instagram es @argos_the_bullmastiff.

6. Bandog

Esto no es una raza de perros peligrosos como tal, de hecho, es una mezcla de razas. Los bandog son los cruces entre los perros de presa y los perros grandes de tipo moloso (como por ejemplo el bullmastiff). 

¿Y por qué lo consideran peligroso?

Los bandog son extremadamente desconfiados con los extraños y muy guardianes de lo suyo. Quizá esa sea la razón, pues hay que entrenarlo y socializarlo muy bien desde pequeño para que no vea enemigos por todas partes. Mejor no juntarlo con otros perros si no has hecho esto.

Eso sí, son perros de familia como pocos. Son amistosos y leales y se lleva genial con los niños.

Como curiosidad te quiero contar que esta raza fue deliberadamente creada con el propósito de cuidar del ganado. 

No conocemos ninguna cuenta de instagram en la que poderte enseñar el día a día de estos perros, pero nosotras tuvimos el placer de cuidar de un bandog en nuestra experiencia como cuidadoras de mascotas. La de la foto es Kika, la bandog que cuidamos. Si quieres saber más cosas sobre su comportamiento día a día, ¡no dudes en escribirnos y te lo contamos todo!

7. Tosa Inu

La siguiente raza de perros peligrosos que vamos a tratar no es muy común en España pero sí en otras partes del mundo, sobre todo en Japón: el Tosa Inu.

Se trata de perros muy grandes con cabezas imponentes y una graciosa papada. He de decir que en temperamento me recuerda bastante al de los Bandog, aunque mucho menos asertivo de primeras. 

Los Tosa Inu son muy leales y valientes y se lleva mejor que bien con toda la familia. Tal y como le ocurre a los Bandog, son celosos de los extraños. Suelen distanciarse de ellos y vigilarlos de cerca para estar al tanto de lo que pasa en su territorio. 

Como al resto de perros, es muy importante socializarlo desde bien pequeño con todo su mundo exterior para evitar posibles futuros problemas. El dueño debe ser alguien tenaz que se encargue día a día de su educación y pueda controlarlo. Se dice que es tan difícil adiestrar a uno de estos perros que a veces es irremediable acudir a profesionales. 

Como curiosidad, te quiero contar que este perro se utilizaba para peleas y que la raza por desgracia se creó sólo con la intención de dar con el perro de peleas perfecto. 

Si quieres seguir el día a día de un Tosa Inu, nuestra recomendación en instagram es @tosa_inu_yoshima, un gracioso cachorro de Holanda.

8. Fila brasileiro

Los fila brasileiro son perros considerados como raza de perros peligrosos en varios países a lo largo y ancho del globo. ¿Pero por qué?

Estos perros son muy grandes y pesados, y aunque pueda parecer que son torpes, nos sorprenden siendo de los perros más ágiles y veloces que existen. 

Podemos afirmar sin lugar a dudas que los fila brasileiro tienen dos caras: una que se preocupa mucho por su familia, busca siempre la atención de los suyos, mimos, momentos para jugar… y otra cara extremadamente recelosa de los extraños. Es un perro tan fuerte y veloz que puede atacar en cuestión de segundos a lo que le parezca una amenaza. 

Aún así, suele adaptarse bastante bien a entornos nuevos e incluso se lleva genial con otras mascotas de la casa. Como digo, sólo se podría llegar a ensañar con lo extraño. Por eso es muy importante socializarle y adiestrarle para que su instinto territorial no sea tan fuerte. 

Durante el periodo de las colonias en Brasil, se utilizaba a estos perros para dar caza a los esclavos fugitivos. 

Si te interesa el día a día de uno de estos perros, nuestra recomendación en instagram es @zeusfilabr.

9. Dogo argentino

El dogo argentino es una raza de perros peligrosos que, personalmente, me gusta mucho y en la que llevo interesada mucho tiempo. Son muy bonitos y su característica principal es que la raza en sí es blanca. Con esto quiero decir que no verás un dogo argentino negro. 

Estos perros están considerados como peligrosos y en muchos países incluso su tenencia es ilegal. ¿Por qué? 

Se trata de perros de caza mayor, es decir, de animales grandes. Su mordida es tan fuerte que cuando pillan a la presa no la sueltan. Quizá esa sea la razón. 

No obstante, no te asustes. El dogo argentino no ataca a personas ni a otros animales de compañía así porque sí. Se suelen llevar bien con humanos y otros animales. De hecho, es un perro entrenado desde siempre para cazar en grupo, así que imagínate… Como todos los perros, lo mejor que se puede hacer es socializarlo bien desde el principio y enseñarle a encauzar el instinto territorial con un entrenamiento constante y firme. 

Ya te he contado que este perro suele dedicarse a la caza mayor pero… ¿sabías que unos cuantos dogos argentinos pueden cazar un puma? Son increíblemente fuertes e inteligentes.

Si quieres seguir el día a día de un dogo argentino, nuestra recomendación en instagram es @evas_dogo_cooper. ¡Si le echas un vistazo verás que esta raza no es tan mala como parece.

10. Presa canario

Los presa canario son la raza de perros peligrosos proveniente de las Islas Canarias que peor fama tiene. 

Estos perros son de los más imponentes que existen. No son muy altos pero sí extremadamente musculosos y con una cabeza muy grande en comparación al resto del cuerpo. 

A pesar de su aspecto fiero y de lo que puede llegar a imponer, generalmente, el presa canario es de carácter tranquilo porque es un perro muy seguro de sí mismo. Es muy leal y noble con su familia, y al ser muy inteligente se le pueden enseñar muchos trucos que está dispuesto a aprender. 

Antes se utilizaban para peleas, pero por fortuna eso ya no es posible y se ha visto que esta raza puede ser un gran animal de compañía. Sin embargo, se pueden mostrar tímidos con los extraños, por eso es muy buena idea socializarlo con diferentes situaciones a temprana edad. 

No tenemos ninguna recomendación en instagram porque se trata de una raza de perros muy poco numerosa.

Otras razas de perros peligrosos

Me tomo un momento para mostraros imágenes de las razas de perros peligrosos que nos han repetido por activa y por pasiva y que ya hemos visto varias veces, no como los de arriba.

Todos los conocemos. ¿Pero os habíais parado alguna vez a mirar la belleza que tienen? A mí personalmente me parecen de los perros más bonitos del mundo. 

Me gustaría terminar este artículo haciendo un llamamiento a la conciencia de las personas.

Tal y como hemos visto a lo largo del texto, todos los perros pueden ser grandes amigos y miembros de la familia independientemente de sus mandíbulas o de cómo se les considere en las leyes. Lo único que tenemos que hacer nosotros es educarlos y socializarlos desde bien pequeños con las diferentes situaciones a las que se pueden enfrentar en sus vidas.

Estos perros no son peligrosos, sólo son considerados como tal. Un chihuahua también muerde.

Si alguna vez te has planteado tener un perro con mucha energía como es el caso de los mencionados, por favor, sé consecuente y date cuenta de que es un animal que busca cariño como todos los demás perros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *