Los perros b√≥xer tienen su origen en Alemania. En concreto, surgieron de un cruce entre las razas bulldog de anta√Īo y brabant bullenbeisser a finales del siglo XIX. De hecho, el primer ejemplar documentado data del a√Īo 1895 en la ciudad de M√ļnich. Se considera a Philip Stockmann y a su mujer Miriam sus creadores. Aqu√≠ queremos profundizar en los pormenores de estos animales convertidos en mascotas pero que, originalmente, fueron perros de trabajo.

¡En Bunjiroo nos encantan los bóxer por experiencia propia! Aprende con nosotros todo lo que necesitas saber para tener un perro bóxer sano y feliz.

Características de los perros bóxer

Los perros b√≥xer son, en estos momentos, animales de compa√Ī√≠a de tama√Īo grande, pero tambi√©n han servido para el trabajo con asiduidad. De hecho, los sucesos b√©licos derivados de la Primera y la Segunda Guerra Mundial redujeron su poblaci√≥n considerablemente, aunque se consigui√≥ salvar.

Además, los perros bóxer son considerados como pertenecientes a las razas de tipo moloso. Esto quiere decir que se caracterizan por tener fuertes mandíbulas, una cabeza bastante grande y un hocico relativamente corto, elemento derivado de proceder de un cruce con bulldog. Su constitución es bastante musculosa y atlética. Otras razas que se pueden encuadrar dentro de esta tipología son los mastines y los dogos.

Comportamiento de las razas de perros bóxer

Hoy en d√≠a, muchos lugares de Espa√Īa y del resto del mundo consideran a los perros b√≥xer como ‘perros potencialmente peligrosos’ y no como simples mascotas de compa√Ī√≠a. Esto ha sido muy discutido entre los expertos en razas caninas. ¬ŅEl motivo? Teniendo en cuenta sus or√≠genes (bulldog de anta√Īo y brabant bullenbeisser), el n√ļmero de ataques que han provocado y el comportamiento general que ofrecen, es algo dif√≠cil de argumentar.

Por ejemplo, teniendo en cuenta su particular constituci√≥n, los perros b√≥xer apenas ladran. Solo lo hacen cuando se encuentran en situaci√≥n de peligro o en estado de excitaci√≥n extrema. Esto ha hecho que muchos los elijan como sus mascotas ya que, a pesar de su gran tama√Īo, no resultan molestos para los vecinos.

Por su parte, los perros bóxer son vigilantes, activos y, sobre todo, muy fieles. Todo ello hace que sean una de las razas que más ejercicio diario necesita. Esto se asocia, al igual que el adiestramiento y la socialización, a evitar que tengan actitudes inadecuadas. Es básico contener su energía desde un comienzo ya que, de no hacerlo, puede mostrar comportamientos inseguros o dominantes.

También conviene destacar que los perros bóxer pueden mostrarse agresivos con otras mascotas de la misma o de otra raza. Sin embargo, no es una actitud ofensiva, sino defensiva en la mayoría de los casos. Solo entrará en confrontación cuando piense que él o cualquiera de los suyos puede ser agredido.

Adem√°s, a los perros b√≥xer les encanta jugar. Esto, unido a su car√°cter protector, los hace ideales para los ni√Īos. Eso s√≠, hay que tener un poco de cuidado ya que pueden ser un poco bruscos.

Peculiaridades de las razas de perros bóxer

Las principales peculiaridades del b√≥xer, m√°s all√° de en su constituci√≥n atl√©tica, est√°n en su cabeza y, en concreto, sus orejas, que se sit√ļan en la parte m√°s elevada del cr√°neo. Adem√°s, poseen una cola muy corta. Era pr√°ctica habitual recortarles tanto las orejas como la cola, pero est√° prohibido. Eso puede provocarles desequilibrios y p√©rdida de audici√≥n. El peso ideal para los machos es de 33 kg y para las hembras de 25 kg.

Además, los bóxer empleados habitualmente como mascotas presentan color blanco en el pecho. De hecho, son entre el 20 % y el 25 %. Sin embargo, en un principio, esos ejemplares se sacrificaban ya que tenían más propensión a sufrir sordera.

Enfermedades comunes de los bóxer

El promedio de vida de los perros b√≥xer se sit√ļa en los 9,8 a√Īos a tenor de los estudios realizados. Esta es una cifra algo inferior a la de otras muchas razas caninas. Pero, ¬Ņcu√°l es el motivo? Hay una serie de enfermedades y problemas de salud que est√°n especialmente relacionados con las mascotas de este tipo. El m√°s habitual es el c√°ncer.

Adem√°s, es conveniente realizar revisiones veterinarias frecuentes desde que el animal es peque√Īo ya que tambi√©n son propensos a padecer enfermedades card√≠acas. Las m√°s habituales son la miocardiopat√≠a arritmog√©nica y la estenosis a√≥rtica, ambas potencialm ente mortales. La displasia de cadera, el hipotiroidismo, la torsi√≥n g√°strica y la epilepsia son otros problemas frecuentes en las mascotas de este tipo.

En menor medida, los perros b√≥xer tambi√©n presentan propensi√≥n a sufrir entropi√≥n, una malformaci√≥n del p√°rpado que requiere cirug√≠a, as√≠ como distocia y espondilosis deformante en la columna vertebral. Asimismo, cuando los miembros de estas razas son afectados por la bacteria E.coli, desarrollan colitis ulcerosa histioc√≠tica, que popularmente es conocida como ‘colitis del b√≥xer’.

Necesidades de los bóxer

Los perros bóxer tienen unas necesidades fundamentales relacionadas con el ejercicio y la alimentación. En primer lugar, son mascotas que requieren, como mínimo, de tres paseos diarios de 30 minutos de duración cada uno. Lo mejor es buscar parques y sitios abiertos en los que poner a estas mascotas a correr lanzándoles la pelota. Ten en cuenta que tienen una musculatura muy potente y mucha energía para gastar.

Adem√°s, hay que obligarlos a socializar desde que son cachorros. Y no solo con personas, tambi√©n con otros perros. Cuando son peque√Īos, muestran un temperamento menos agresivo y les es m√°s sencillo confiar en otras mascotas como ellos.

Por su lado, los perros b√≥xer no se cansan de comer y, debido a su constituci√≥n atl√©tica, pueden desarrollar problemas de estr√©s y ansiedad con la comida. Por ello, se debe administrar muy bien sus comidas. Es preferible d√°rsela dos veces al d√≠a de forma controlada que dejarle el cuenco de pienso en un lugar concreto para que coma cuando quiera. Esto √ļltimo puede desarrollar en ellos comportamientos dominantes tambi√©n.

En definitiva, los perros bóxer, a pesar de lo que dicen algunas autoridades que los tildan como potencialmente peligrosos, son mascotas fieles y de buen comportamiento. Eso sí, es necesario adiestrarles, socializarles y permitir que desfoguen toda su energía dedicándoles el suficiente tiempo desde que son cachorros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *